Violencia Obstétrica: una variante de Violencia de Género

Con motivo del 25 de Noviembre, Día Internacional para la eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Asociación Española de Psicología Perinatal y la Sociedad Marcé Española de Salud Mental Perinatal (MARES), queremos hacer una reflexión acerca de la violencia que sufren las mujeres a lo largo y ancho de todo el mundo, a todos los niveles y con diversas manifestaciones (psicológica, económica, física…).

Este año, el Día Mundial se centra en la violencia sexual contra las mujeres, a la cual se refiere Antonio Guterrez (Secretario General de la ONU) como:La violencia sexual contra las mujeres y las niñas tiene sus raíces en siglos de dominación masculina. No olvidemos que las desigualdades de género que alimentan la cultura de la violación son esencialmente una cuestión de desequilibrio de poder».

En el marco de la violencia sexual, no podemos obviar la “Violencia Obstétrica”, abordada por la ONU en un documento histórico que ha visto la luz este pasado verano. Bajo el título “Enfoque basado en los derechos humanos del maltrato y la violencia contra la mujer en los servicios de salud reproductiva, con especial hincapié en la atención del parto y la violencia obstétrica”, se evidencian las violaciones de los derechos sufridas por las mujeres en su salud reproductiva, especialmente embarazos y partos, y la atención obstétrica recibida con sus importantes secuelas físicas y psicológicas.

La violencia obstétrica es, pues, una forma de Violencia de Género, sustentada en un contexto patriarcal el cual ejerce su influencia en las prácticas de atención sanitaria realizadas a las mujeres en la etapa reproductiva y perinatal. Prácticas que tendrán importantes consecuencias a nivel de salud mental tanto en las propias madres como en su descendencia.

El reconocimiento de este tipo de violencia por parte de la ONU, y la lucha por  su erradicación, da voz a las mujeres y asociaciones de mujeres que vienen reclamando una adecuada atención al embarazo y parto, denunciando las violaciones de sus derechos básicos en salud reproductiva y poniendo el foco en la necesidad de mejorar las actuaciones en Salud perinatal, basadas en la evidencia.

Así, nuestras dos sociedades, en este día, queremos hacer constar la importancia de actuar frente a la violencia contra las mujeres en cualquiera de sus manifestaciones, recalcando la importancia de atender a la Violencia Obstétrica como forma de Violencia de Género.